Willy Perinot

W P

Reflexiones sobre el agieren freudiano o la via reggia.

Hoy me parece ocioso recordar todo el proceso de profunda transformación del psicoanálisis desde sus inicios hasta hoy. Pero si creo necesario subrayar un hito que marca una diferencia.
“No es ninguna novedad el reconocer que las primitivas descripciones de la situación analítica como situación de observación objetiva de un paciente en estado de regresión más o menos pronunciado por un analista-ojo que se limitaría a registrar, entender y a veces interpretar lo que en él está pasando, peca por unilateralidad (Baranger 1961)”. Es en ese punto dónde en mi práctica que, aún hoy creyendo ser sabedor desde hace no sé cuánto tiempo de la teoría, me sorprendo muchas veces desde el relato del paciente y sus asociaciones, intentando saltar la resistencia de la represión mediante la interpretación sosteniendo, con mi práctica, la creencia que al revelar lo inconsciente podemos mejorar los síntomas. Cuando ya sabemos que en el mejor de los casos, en transferencia positiva, el paciente adquiere mediante esta técnica una segunda inscripción a nivel consciente y de dudosa eficacia